Inicio Noticias Diálogos desde la ventana: la creatividad durante el confinamiento

Diálogos desde la ventana: la creatividad durante el confinamiento

Con intervenciones provenientes de diferentes partes del mundo, la cartografía colectiva Diálogos desde la ventana, se configura como una iniciativa para movilizar la creación.

Durante el confinamiento, las ventanas se convirtieron en el umbral que conectaba el espacio privado del hogar y espacio público en el que ya no era posible transitar libremente. Por tal razón y con el ánimo de movilizar prácticas creativas, el componente de Investigaciones y Publicaciones del Programa Crea, invitó a artistas y no artistas a que usaran la ventana como materia prima para propiciar un diálogo entre el espacio íntimo y el “exterior”, el vecino, el transeúnte y el paisaje.

Fue así como nació Diálogos desde la ventana, una cartografía digital y colectiva que articulada al mapa de Google muestra performances, experiencias escénicas, sonoras, visuales, proyecciones, relatos, lecturas y conciertos entre otros, que personas desde distintos puntos cardinales han registrado desde su ventana.

Juliana Escobar Adentro

“La cuarentena apareció como excusa para la emergencia de esta cartografía, sin embargo, es una apuesta que quiere permanecer y crecer con sus participaciones”, explica el componente de Investigaciones y Publicaciones del Programa Crea.

Pese a que la cartografía es una iniciativa que nace desde el Instituto Distrital de Artes – Idartes, actualmente cuenta con más de 110 intervenciones que no provienen únicamente de Bogotá, sino de otras ciudades de Colombia y del mundo. De esta manera se alimenta el propósito de Diálogos desde la ventana de construir una visión colectiva a través de las expresiones y acciones individuales.

Angeliza Gamba, Desde la ventana

“Lancemos, a través de ella (la ventana), invitaciones para el diálogo con el afuera, con el paisaje urbano o rural y sus habitantes. Tal vez en una de esas apuestas, se encuentre el hilo que teje a la comunidad o suenen las polifonías de la diferencia, del acercamiento al otro”, dice el manifiesto publicado en la página de la cartografía.

Así por ejemplo, desde Cali, Adriana Peralta participó con un video de la vista desde su balcón en el que los sonidos de la naturaleza se mezclan con la voz de la autora recitando un texto. “Siento que estos tiempos son para recordar de qué estamos hechos: luz y amor”, dice uno de los versos.

Las letras también fueron la materia prima de Lorena Viviana Moreno, quien desde Funza envío un poema inspirado en la canción Al lado del camino de Fito Páez, acompañado de un video time lapse de un atardecer en el municipio.

Mientras que desde Melbourne en Australia, Benjamin Ryan publicó Working with natural pigments in Melbourne, una fotografía digital a color en la que muestra cómo su ventana se convirtió en el laboratorio idóneo para crear pigmentos naturales a base de plantas.

Genoveva Rodríguez

Y es que precisamente como reza el manifiesto de Diálogos desde la ventana, “El sentido de las ventanas es maleable, ellas pueden ser transformadas en escenarios o en pantallas que se abren a la audiencia de los transeúntes, de los vecinos, de quienes pasan rodando en un vehículo”.

Vale la pena resaltar que, ya que es un espacio en permanente actualización, no hay fecha límite para enviar nuevas intervenciones. Todas las propuestas serán incluidas en la cartografía digital con excepción de aquellas que no cumplan con la naturaleza del proyecto, o aquellas que no respeten las pautas de ética, respeto a la vida y dignidad humana.

Mi mandala desde la ventana

Para participar es necesario realizar una propuesta creativa en la que la ventana se entienda como espacio de diálogo o escenario, registrarla a través de video, imagen o audio y completar el  formulario disponible en la página Diálogos desde la venta. Tras la aprobación de la propuesta, esta será publicada para que los usuarios puedan consultarla y navegar en el mapa.  

Finalmente el componente de Investigaciones y Publicaciones del Programa Crea, extiende una invitación a visitar y explorar esta cartografía digital: “Las ventanas como escenario y metáfora, añaden otro elemento para dibujar y leer el territorio. Al igual que la microhistoria nos deja ver las eras a través de los acontecimientos de  la vida de sujetos particulares, las ventanas se abren  para reconocer las miradas y acciones de personas o colectivos en la apropiación subjetiva de los espacios y del mapa”.

Comparte este contenido